Los cuerpos de un padre y su hijo fueron encontrados en un sector del municipio de Yorito, Yoro, norte de Honduras.

Las víctimas fueron identificadas como Adán Velásquez y Manuel Velásquez, respectivamente, cuyos familiares denunciaron su desaparición el miércoles pasado y los encontraron asesinados a balazos en el sector Tierra Amarilla.

Agentes y testigos en la escena del crimen indicaron que los cuerpos se encontraban en avanzado estado de descomposición.

Los cuerpos de los ahora fallecidos fueron levantados por sus familiares, quienes los trasladaron al cementerio general de Yorito para su sepultura.

Un promedio de 10 personas mueren diariamente en hechos violentos, según cifras del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH).