PUNTA CANA, REPÚBLICA DOMINICANA. – Con una visión de futuro que se apoya en tres pilares: educación, tecnología y sostenibilidad, Busan, la segunda ciudad más grande de Corea del Sur, está dispuesta a reafirmar que es la ciudad ideal para ser elegida sede de la Expo Mundial 2030.

Como aliado estratégico, Samsung Electrónica Latinoamérica confirmó su apoyo a la candidatura de la ciudad coreana, en un evento que reunió a ejecutivos de la empresa en Punta Cana, República Dominicana.

El encuentro se produjo previo al 28 de noviembre cuando en París, Francia, la Asamblea General de la Unión Internacional de Exposiciones (BIE), que reúne a los países miembros, entre ellos Honduras, votará para elegir la ciudad sede del evento mundial.

Allí quedó claro que, para Busan, la Expo World 2030 es un proyecto de país. “Busan es un símbolo de tecnología, innovación y sostenibilidad”, afirmó HS Jo, presidente de Samsung Latinoamérica.

El ejecutivo señaló que la historia de transformación de Corea a través de la educación es una fuente de inspiración para Samsung. «Busan tiene todo lo que necesitas, tiene una excelente infraestructura, turismo e industria basada en el desarrollo sostenible».

Según HS Jo, “Busan es un claro ejemplo de resiliencia y desarrollo. Está arraigado en la identidad del país”. Y también es un testimonio del poder de la tradición y la tecnología que coexisten por igual, respetando sus orígenes y tradiciones mientras abrazan y crean activamente el futuro.

“Ha demostrado su compromiso con la sostenibilidad, comprometiéndose a alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, implementando soluciones e iniciativas verdes para mitigar el cambio climático”, afirmó.

En definitiva, “¡Busan está lista!”, como lo indica la frase en inglés que cierra uno de los videos promocionales de la Expo Mundial 2030, que fue presentado durante el encuentro en República Dominicana.

Impulso a la educación

Por su parte, Mario Laffitte, vicepresidente de Asuntos Públicos y B2B de Samsung Electronics Latinoamérica, indicó que Samsung apoya incondicionalmente la candidatura de Busan porque «estamos hablando de futuro, estamos hablando de tecnología, estamos hablando de la necesidad de transformar sociedad.» , cómo consumimos, cómo producimos y cómo desarrollamos nuestros equipos”.

Según Laffitte, las claves del desarrollo de Busan son la sostenibilidad, las energías renovables, la economía circular, la gestión del uso de la tecnología con compromiso de futuro, la cultura, la diversidad y la valorización del individuo. «El ejemplo de Corea puede servir a nuestros países», afirmó.

Y tiene mucho que ver con los valores de Samsung, que a través de programas globales de ciudadanía corporativa invierte en educación en América Latina.

Samsung Solve for Tomorrow (SFT), es uno de los proyectos emblemáticos, con la metodología STEM como base, lleva a jóvenes a crear proyectos que contribuyan a resolver problemas comunitarios. Durante 10 años ha beneficiado a 311 mil estudiantes y 41 mil docentes de 22 mil escuelas públicas en 20 países de la región.

El otro programa es Samsung Innovation Campus, que ofrece cursos sobre tecnologías de la información y la comunicación (TIC), como programación, codificación e IA, entre otros, que contribuyen a que los jóvenes tengan mejores oportunidades laborales.

Helvio Kanamaru, director de ESG y ciudadanía corporativa, dice: “Samsung cree que al empoderar a las generaciones futuras a través de la educación, podemos tener un impacto real en la sociedad. Esto queda claro a través de nuestra visión de ciudadanía corporativa global ‘¡Juntos por el mañana! Habilitando a las personas’. Estos jóvenes serán agentes de cambio y podrán contribuir a un futuro mejor para todos”.

¿Por qué Samsung apoya a Busan? La respuesta del presidente HS Jo para América Latina es simple: “tanto Samsung como Busan comparten la visión de un futuro donde la tecnología juega un papel crucial para abordar los desafíos globales y promover el desarrollo sostenible”.

La compañía también comparte los valores de la ciudad coreana y ve la Exposición Mundial de Busan 2030 como un escenario ideal para mostrar la innovación en tecnología y productos “y la visión de que la tecnología es el principal catalizador para un futuro ecológico y más verde”.

La votación es el próximo 28 de noviembre, donde los países latinoamericanos, incluido Honduras, tienen la oportunidad de elegir una ciudad resiliente, innovadora y con un espíritu notable.