Los congresistas Rafael Sarmiento y Teresa Cálix coincidieron en que están a favor de una intervención del Ministerio de Seguridad en el departamento de Olancho ante las constantes muertes violentas.

Los diputados son de distintas fuerzas políticas antagónicas, pero representan al departamento de Olancho luego de ser electos en esa zona, y reconocen un repunte de muertes violentas y descontrol.

El titular de la bancada Libertad y Refundación (Libre), Rafael Sarmiento, consideró oportuna la intervención de las autoridades de seguridad y policiales.

“Esperamos que las medidas sean integrales, se identifiquen estructuras criminales, se persiga el crimen y quien cometa actos de violencia sepa que las autoridades los van a poner a merced de los tribunales”, dijo a los periodistas que cubren la fuente legislativa. .

La respuesta en Olancho debe ser fuerte, integral y permanente, esperaba.

Por su parte, la diputada nacionalista Teresa Cálix señaló que sólo en el municipio de Catacamas se reportan hasta tres muertes violentas diarias. Ya no se pueden tolerar municipios que eran un remanso de paz, por lo que se unió al clamor de sus electores por una intervención en su zona.