TEGUCIGALPA

La creación de más trabajos e implementar mejores condiciones laborales es el principal desafío que tiene Honduras en 2024 para reducir la informalidad laboral.

Más de 2,2 millones de personas sufren problemas de empleo, lo que representa más del 58% de la población activa (3,8 millones de personas), según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Expertos advierten que, mientras no se reduzca la informalidad laboral, no habrá desarrollo ni se reducirá la pobreza, problemas que se han perpetuado en Honduras.

“Con este nivel de informalidad será difícil mejorar las condiciones de vida de la población”, dijo Alejandro Kaffati, oficial de Políticas Limpias del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

los datos de la INEbasado en el Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiplesde junio de 2023, las más recientes, muestran que hay más de 2,2 millones de personas con problemas de empleo en Honduras.

De este grupo, los subempleados por insuficiencia de ingresos, que son los que menos ganan, son mayoría, con casi 1,3 millones de personas.

También están los subempleados por falta de tiempo de trabajo, que rondan las 696.063 personas, y, a continuación, están los desempleados (sin ningún tipo de empleo), que rondan los 251.000.

Personas subempleadas por falta de ingresos y subempleadas por falta de tiempo de trabajo, términos utilizados por el INE En la encuesta son aquellos que trabajan más horas de las que quisieran y ganan menos de lo que establece la ley.

«La cuestión del empleo es parte de un círculo vicioso que afecta la equidad, el crecimiento y la prosperidad del país», afirmó Kaffati.

“Si seguimos como estamos nos será muy difícil mejorar porque la verdad es que la migración y la inseguridad continúan”, añadió.

El desempleo laboral afecta más a los jóvenes de entre 15 y 29 años, que suman casi 99.000, lo que representa el 39% del total.

Mejorar el clima

En Honduras, 6 de cada 10 personas viven en la pobreza. En este contexto, según los analistas, será “muy complejo” reducir esta estadística mientras no se mejoren las condiciones laborales ni se generen más oportunidades.

“Mientras no solucionemos los problemas laborales y de empleabilidad será muy difícil generar un crecimiento económico como los actuales que estamos viviendo”, añadió.

En ese sentido, Kaffati agregó que la falta de claridad del Gobierno en la agenda económica en las políticas públicas, la priorización por sectores y la estrategia de inversión para generar empleos son los obstáculos que mantienen el problema laboral.

“Solo (el Gobierno) se ha limitado a un discurso político que perjudica la prosperidad del pueblo hondureño y la atracción de inversiones en el país; Es a través de nuevas empresas y nuevas inversiones que vamos a mejorar”, sugirió.

Por otro lado, para Kaffati, la mejora de la situación laboral precaria en Honduras pasa por dos acciones: reconocer los problemas estructurales y hacer reformas a la Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) para que las ofertas se adapten a las competiciones globales.

“Debe haber ofertas para generar capacidades acordes a la demanda que demanda el mundo globalizado para que sea piedra angular de una etapa de desarrollo y prosperidad”, expresó.

El economista José Luis Moncada también coincide con Kaffati: “Me gustaría ser positivo, pero es muy difícil porque el Gobierno “Comenzó con una agenda política que parece tener como prioridad la consolidación del poder”.

En ese sentido, dijo que “no se ve el interés en generar seguridad jurídica y un clima de inversión que permita demostrar al inversionista que hay logística, costos energéticos asequibles, mano de obra calificada e incentivos”.

Señaló, por ejemplo, que ocurre todo lo contrario debido a los “altos costos aduaneros, la baja inversión en agricultura y la débil reacción de la industria”.

Otros factores que influyen en el análisis de Moncada son la falta de resultados en el ingreso de Honduras al Banco Andino de Desarrollo y la relación bilateral con China, iniciada en 2022.

Por otro lado, existen competencias regionales, destacando la atracción que generan Guatemala y El Salvador en materia de inversión.

Sin embargo, consideró que el actual año preelectoral podría permitir al Gobierno invertir fondos en obras sociales, lo que se traduciría en creación de empleo.

« Con este nivel de informalidad será difícil mejorar las condiciones de vida de la población. «

Alejandro Kaffati, responsable de Políticas Limpias del Cohep

Pero, en cualquier caso, argumentó, la inversión que podría hacer el Gobierno será insuficiente mientras no se creen condiciones legales para atraer inversionistas a la nación, compuesta por más de 9,7 millones de hondureños, de acuerdo con el INE.

LA PRENSA PREMIUM Intentó comunicarse con autoridades gubernamentales para conocer la estrategia que implementarán durante 2024 para crear empleos formales y mitigar la informalidad, pero no obtuvo respuesta.

Complejidad

Otros analistas económicos, como Ismael Zepeda, ex miembro del Foro Social sobre Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), dicen que es difícil reducir el trabajo informal mientras no se promueva la formalidad laboral estimulando a las pequeñas y medianas empresas.

Los expertos dicen que los problemas de empleo en Honduras Ocurren, en parte, por la subutilización de la fuerza laboral, que ha aumentado en los últimos años, y porque no se han considerado políticas laborales.

De acuerdo con él CohepLos empleos informales representan el 44% de la producto Interno Bruto (PIB) de Honduraslo que significa unos 300.000 millones de lempiras.

« Se espera que haya inversión en obras sociales. Además de eso sería un
beneficio para el país, abriría empleos.
«

José Luis Moncada, economista

Estimaciones indican que es necesario crear al menos 120.000 empleos formales cada año y que las personas que están en el sector informal se pasen al lado donde están todos los beneficios para que Honduras pueda salir del problema.

Sin embargo, el Cohep Informó que en 2023 solo se crearán 77 empleos en la nación.

Ante este panorama, Honduras tiene el desafío de formalizar el empleo y crear de la misma manera más condiciones a través de un buen clima de inversión, confianza y apoyo a los pequeños empresarios para iniciar negocios, entre otras cosas, señalan economistas. consultado por LA PRENSA PREMIUM.

Pacto por el empleo propone la apertura de 120.000 nuevas plazas para jóvenes

TEGUCIGALPA. En Honduras, cada año hay al menos 120.000 jóvenes elegibles para ingresar al mercado laboral, y con el “Pacto por el Empleo” el sector privado brinda estas oportunidades laborales.

Yeny Antúnez, funcionaria Política Económica del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), afirmó que es prematuro dar una cifra porque la propuesta de “Pacto por el Empleo” está enfocada en mejorar el clima de negocios; Sin embargo, cree que se pueden generar 120.000 puestos de trabajo al año, lo que corresponde al número medio de personas que se incorporan al mercado laboral.

La iniciativa fue propuesta en agosto de 2023. El expresidente del CohepLuis Larach afirmó que debido al crecimiento demográfico y al número de personas que cumplen 18 años en el país y que pretenden incorporarse al mundo laboral, anualmente son entre 180.000 y 200.000 hondureños los que, ante la falta de fuentes de empleo, ingresan al sector informal.