A sicario fue asesinado a tiros al intentar huir tras quitarle la vida a un paciente que recibía atención médica en el Hospital San Francisco de Juticalpa.

Jaime Noé Osorio Lanza (35) ingresó el viernes en un centro asistencial tras resultar herido en un tiroteo en Catacamas, Olancho. Cuando estaba conectado a un sistema de oxígeno, el sicario ingresó para quitarse la vida de varios disparos y luego abandonó el centro asistencial. Cuando el delincuente Intentó huir, pero fue atacado a balazos por personas que se encontraban en la zona y otro presunto acompañante resultó herido.

No trascendió la identidad del delincuente asesinado a tiros porque no contaba con documentos personales y fue trasladado a la morgue de Medicina Forense como un desconocido.

Informes preliminares establecen que Osorio tenía antecedentes de tráfico de drogas y portación ilegal de armas.